SHEVCHENKO, Tarás Grigórievich

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

Diccionario filosófico abreviado · 1959:462-463

Tarass Grigorievich Shevchenko (1814-1861)

Gran poeta y pensador revolucionario ucraniano, fundador de la
tendencia democrático-revolucionaria en el pensamiento ucraniano,
compañero de armas de los demócratas revolucionarios rusos. Su
concepción del mundo se formó bajo la influencia de la literatura rusa
de vanguardia, sobre todo, de los demócratas revolucionarios. Sus
opiniones expresan los intereses del campesinado revolucionario de
mediados del siglo XIX, época de la crisis de la servidumbre en Rusia.

En su condición de ex siervo, era, según Dobroliúbov, “un poeta
auténticamente popular… Surgido del pueblo, ha vivido con el pueblo
y se halla ligado al pueblo no solamente por sus ideas, sino con todas
las fibras de su ser”. Shevchenko fue uno de los miembros más activos
de la organización política clandestina de Ucrania, la “Sociedad
Cirilo y Metodio” cuyo núcleo revolucionario dirigente presidía.
Estaba en contacto con el grupo de los petrashevtsi quienes, en sus
planes de insurrección campesina, contaban con la acción
revolucionaria de Shevchenko en Ucrania. Fue perseguido toda su vida
por el gobierno zarista y, detenido en 1847, fue alistado a la fuerza
en el ejército y deportado a las lejanas estepas kazajas. Vuelto del
exilio donde pasó diez años (1847-1857), se acerca a los principales
colaboradores de la revista “Sovremennik”: Chernishevski (ver) y
Dobroliúbov (ver). Como Chernishevski, llama al pueblo a “empuñar el
hacha”. Toda su poesía llena de ardor y fuego (“El sueño”, “El
Cáucaso”, “El testamento”), toda su actividad revolucionaria
estigmatizaba a “la banda de terratenientes avariciosos” y al “verdugo
coronado”, el zar, a los liberales “obsecuentes”, a los “rimadores
innobles”, apologistas de la servidumbre. Shevchenko lucha por el
florecimiento de la cultura ucraniana, y desempeña en el desarrollo de
la lengua ucraniana, un papel semejante al de Pushkin en la historia
de la lengua rusa. Estigmatiza a los cosmopolitas, combate a los
nacionalistas burgueses ucranianos (Kulish, Kostomarov).

Shevchenko tiene la convicción profunda de que el estado de cosas
existente no es en modo alguno inmutable, que la servidumbre será
abolida en todas partes gracias al progreso de la técnica que
“devorará“ a los “inquisidores agrarios”, y que las masas populares
desempeñarán un papel de primer plano en la reconstrucción de la vida
social. Shevchenko no se pronuncia por el materialismo filosófico,
porque entiende bajo ese término al materialismo vulgar. Pero es un
materialista por su concepción del mundo: afirma que la fuerza del
espíritu no puede manifestarse sin materia. Denuncia la mentira de la
religión (ver), la hipocresía y la codicia de los popes que engordan
con la sangre del pueblo. Shevchenko niega resueltamente el más allá.

Su concepción de la estética es materialista: la naturaleza es la
fuente de todo lo que es bello; toda tentativa de apartarse de la
“belleza eterna de la naturaleza” convierte al artista en un “monstruo
moral”. Su poesía de combate, difundida clandestinamente, era un arma
acerada en la lucha contra la servidumbre. Shevchenko ejerció una
gran influencia sobre la cultura y el movimiento revolucionario de
Ucrania.

Diccionario filosófico · 1965:420

Tarás Grigórievich Shevchenko (1814-1861)

Poeta ucraniano, pintor, pensador, combatiente contra el zarismo y el
régimen de servidumbre, fundador de la corriente revolucionaria
democrática en la historia del pensamiento social ucraniano. Hijo de
siervos. En 1838 se liberó por compra a su terrateniente. En 1845
terminó la Academia de Bellas Artes, donde tuvo de profesor a Karl
Briulov. En 1846, ingresó en Kiev en la organización política
clandestina “Sociedad Cirilo y Metodio” y encabezó el ala
revolucionaria de la misma. También se hallaba relacionado con el
grupo de los petrashevtsi. Detenido en 1847, fue mandado al ejército
como soldado y deportado a las estepas kazajas. Terminada la
deportación (1857), se acercó a Chernirhevski, Dobroliúbov y otros
colaboradores de la revista El Contemporáneo (“Sovremiénnik”), quienes
ejercieron sobre él una fecunda influencia. La poesía de Shevchenko
(“El sueño”, “Cáucaso”, “Testamento”, etc.) y su actividad se
orientaban hacia la lucha contra la “banda de terratenientes
avariciosos” y el “verdugo coronado”, el zar, contra los apologistas
del régimen de servidumbre. A la vez que ponía al descubierto la
opresión establecida por los terratenientes rusos y por el zar,
Shevchenko combatía a los nacionalistas burgueses ucranianos, se
manifestaba en favor de la amistad entre los pueblos ruso y ucraniano,
luchaba por el progreso de la cultura y de la lengua ucraniana.
Materialista por su concepción del mundo, Shevchenko afirmaba que la
fuerza del espíritu es inconcebible al margen de la materia. No se
llamaba materialista, ya que identificaba erróneamente el materialismo
con su forma vulgar. Insistía en que el régimen de servidumbre estaba
irremisiblemente condenado a desaparecer y veía en las masas del
pueblo la fuerza decisiva del desarrollo de la sociedad. Shevchenko
criticó duramente la religión y la Iglesia. En estética, mantenía los
principios del realismo, consideraba que la naturaleza era la fuente
de lo bello. Luchó por la verdad de la vida, por el carácter popular
y el contenido ideológico del arte. Tales ideas se encuentran
claramente reflejadas en su “Diario”. Shevchenko ejerció una gran
influencia sobre el desarrollo de la ideología social revolucionaria
de Ucrania y sobre la cultura ucraniana (Iván Frankó, Mijail
Kotsiubinski, Lesia Ukrainka, etc.).

Diccionario de filosofía · 1984:391

Tarás Grigórievich Shevchenko (1814-1861)

Poeta, pintor y pensador ucraniano; luchó contra el zarismo y el
régimen de servidumbre y fundó la corriente democrática revolucionaria
en la historia del pensamiento social ucraniano. Naciói en una
familia de siervo. En 1838 fue rescatado. En 1846 ingresó en Kíev en
la organización política clandestina “Sociedad Cirilo y Metodio” y
encabezó en ella el ala revolucionaria; tuvo contacto con el círculo
de Petrashevski. En 1847, Shevchenko fue arrestado, hecho soldado y
desterrado a las estepas de Kazajstán. Al terminar el confinamiento
(1857), Shevchenko se acercó a Chernishevski, Dobroliúbov y otros
colaboradores de la revista Sovreménnik (“El contemporáneo”) quienes
ejercieron una influencia benéfica sobre él. La poesía (“El sueño”,
“Cáucaso”, “Testamento” y otros versos) y la actividad de Shevchenko
estaban encaminadas a la lucha contra una “pandilla de terratenientes
egoístas” y el “verdugo con corona” –el zar– y contra los apologetas
del régimen de servidumbre. Desenmascarando la opresión del pueblo
por los terratenientes rusos y el zar, Shevchenko se pronunciaba
contra los nacionalistas burgueses ucranianos, propugnó la amistad
entre los pueblos ruso y ucraniano y luchó por el desarrollo de la
cultura y la lengua ucranianas. Siendo materialista por su concepción
del mundo, Shevchenko afirmaba que la fuerza del espíritu es
inconcebible sin materia. No se llamaba materialista pues
identificaba erróneamente el materialismo con su forma vulgar.
Subrayando la inevitabilidad del hundimiento del régimen de
servidumbre, veía en las masas populares la fuerza decisiva del
desarrollo social. Shevchenko criticó con aspereza la religión y la
iglesia. En estética, sostuvo las posiciones del realismo y afirmaba
que la fuente de lo bello es la naturaleza. Luchó por la autenticidad
efectiva y el carácter popular e ideológico del arte. Estas opiniones
de Shevchenko hallaron una realzada expresión en su “Diario”.
Shevchenko ejerció gran influencia sobre el desarrollo del pensamiento
social revolucionario en Ucrania y sobre el progreso de la cultura
ucraniana (I. Frankó, M. Kotsiubinski, Lesia Ukraínka y otros
escritores).

Comparte este artículo