Bielorrusia: Lukashenko gana las elecciones presidenciales

El actual Jefe de Estado se alzó con la victoria en las elecciones presidenciales tras obtener el 80% de los votos. Lukashenko acusa a países occidentales de coordinar protestas con la oposición derrotada. 

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, renovó el mandato tras ganar las elecciones del domingo 9, con el 80,08% de los votos, mientras que la candidata líder de la oposición obtuvo el 10,09%.

Según la Comisión Electoral Central, 4.659.000 electores votaron a favor de Lukashenko. Tijanovskaya recibió el apoyo de 587.000 votantes. En total votaron alrededor de 5.818.000 electores, lo que constituye una participación del 84,27% del censo.

Ya durante la noche electoral, a modo de respuesta a los resultados de las urnas, hubo manifestaciones en Minsk de grupos organizados que generaron enfrentamientos con la policía. Partidarios de Tijanovskaya habían convocado acciones de protesta en el centro de la capital, independientemente de los resultados de las elecciones. Al día siguiente, continuaron los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en las calles de Minsk. 

El gobierno denunció previamente que la oposición, apoyada por países occidentales, preparaba acciones, tras el cierre de las urnas, para provocar inestabilidad. Lukashenko adelantó que estas acciones fueron coordinadas desde Polonia, Reino Unido y República Checa.

El martes 11, el gobierno lituano, reveló que la candidata de la oposición, Svetlana Tijanosvskaya, se encontraba en el país báltico.

Después de conocerse los resultados, el presidente ruso, Vladimir Putin, felicitó a su homólogo bielorruso. Xi Jiping, presidente de China, también envió felicitaciones a Lukashenko. Por contra, dirigentes de EE.UU. y de varios países de la Unión Europea —Alemania, Reino Unido y Francia— se mostraron críticos en relación a Minsk, reprobando las acciones de las fuerzas de seguridad y tratando de socavar el proceso electoral.
Mientras tanto, la misión de observación de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), que acompañó el acto electoral, señaló, a través del jefe de la misión Sergei Lebedev, que «la misión de la CEI no registró ningún hecho que pudiese poner en entredicho la legitimidad de las elecciones presidenciales. La misión de la CEI concluye que las elecciones presidenciales del 9 de agosto se desarrollaron conforme a la Constitución y el Código Electoral de Bielorrusia. La elección fue abierta, competitiva y garantizó la libre expresión de la voluntad de los ciudadanos de Bielorrusia».

Originalmente publicado en Avante! Edição 2437 del 13 de Agosto de 2020.

Traducción: Rote Meinung.

Autor

Comparte este artículo