No al golpe de estado de los jueces

Llamamiento a la movilización social por la COESPE: «Las togas» no son el poder legislativo, ¡DEMOCRACIA PARTICIPATIVA YA!

Ante el acuerdo del Tribunal Constitucional que niega e imposibilita las funciones  legislativas de las Cortes españolas, que vulnera y no respeta la Constitución  española, la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones  (COESPE), hace un llamamiento a todas las organizaciones y movimientos  ciudadanos a manifestar su rechazo de lo que consideramos un auténtico golpe de  estado por parte de los sectores más reaccionarios, que no quieren aceptar que la  soberanía reside en el pueblo español, que se manifiesta a través de sus  representantes elegidos democráticamente. 

Es un insulto a la inteligencia e indignante que un grupo de magistrados del Tribunal  Constitucional, recusados y caducados, incumplan la Constitución y no respeten el  poder legislativo. Desde hace años, la falta de imparcialidad y el servilismo de los  magistrados nombrados por las derechas, afectados por recusaciones y agotamiento  de sus mandatos, invalida cualquier acuerdo. El Tribunal Constitucional formado por  11 magistrados se impone a las Cámaras Legislativas. El choque entre poderes está  servido. El poder político queda sometido por el poder judicial hoy en manos de la  derecha y ultraderecha de este país. 

Que un Tribunal Constitucional, al que se le presupone garante de la Constitución,  no cumpla con su cometido de exigir y permitir la renovación del CGPJ y, por tanto,  su propia renovación, que al mismo tiempo que no respeta la separación de poderes  y paralice un procedimiento legislativo, es lo suficientemente grave para que desde  la ciudadanía salgamos de nuestro asombro y defendamos una democracia  participativa. Consideramos que la decisión adoptada es nula de pleno derecho, ya  que el Tribunal Constitucional no tiene competencias para pronunciarse sobre un  procedimiento legislativo inconcluso. Eso se llama golpe de estado. 

No es un hecho causal y aislado. Este comportamiento antidemocrático que se está  extendiendo en el conjunto de los estados sometidos a la globalización neoliberal, que en todas partes intenta acabar con la soberanía popular y la democracia, en beneficio de las elites económicas internacionales, que imponen recortes y  privatizaciones de los derechos públicos a la vez que acentúan la represión contra  los movimientos populares, la libertad de expresión y la de manifestación. Lo que  ahora ocurre en España es un caso más del lawfare que ante el auge de la  contestación social y de la desigualdad viene desarrollándose desde hace años en  países de América Latina como Ecuador, Brasil Argentina y ahora Perú. Se trata de  procesos en que desde el poder judicial se vacía el poder de los parlamentos y reduce la democracia formal a votaciones cada cuatro años, con sistemas electorales que  benefician a los partidos con más recursos económicos y de comunicación,  sustentados por el poder económico. 

El momento elegido para dar este golpe, no es ajeno a la situación que vivimos. Que  se frene los aspectos de la reforma del Código Penal que afectan al debate político del país, pero que en cambio se permitan las que endurecen la represión del  movimiento social, no es ajeno a los tiempos que vivimos. Se dan en un entorno en  que se recortan derechos, se reducen las políticas sociales por exigencia de la  Comisión Europa y nos hallamos inmersos en una guerra y un gasto militar que no  hemos decidido en ningún debate electoral la ciudadanía. La amenaza sobre  nuestros salarios, pensiones, derechos laborales, desigualdades de género y la  exclusión social, son evidentes para quien quiera verlo. 

Es necesaria una respuesta social para defender la capacidad legislativa de las Cortes  Generales y la separación de poderes, cosa básica en todo sistema democrático. No  bastan las declaraciones formales, es necesario dar la palabra la gente. Por ello,  hacemos un llamamiento a toda la población a rechazar la conducta ilegítima por  parte del Tribunal Constitucional. Denunciemos y manifestemos nuestro  descontento, para exigir que se restituya a las Cámaras Parlamentarias su poder  legislativo, movilizándonos para denunciar este golpe de estado jurídico. 

23 de diciembre de 2022

Autor

Comparte este artículo

One thought on “No al golpe de estado de los jueces

  • 27 de diciembre de 2022 en 11:39
    Permalink

    Buen articulo,muy veraz. Abriendo la mente à los problemas reales.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *