Principales agresiones imperialistas en Asia y África por EEUU

Esta entrada es la parte 5 de 8 en la serie Ucrania, Rusia y la OTAN

Los iraníes, los vietnamitas y los congoleños han sido tres de los numerosos pueblos víctimas del imperialismo USA.

La actividad imperialista del campeón de la libertad evidencia su carácter agresivo, belicista, sin parangón con ningún otro país, con un potencial militar presente y operativo a miles de kilómetros de su país. Así fue recogiendo el testigo de la principal potencia imperialista hasta el final de la segunda guerra mundial, el Reino Unido.

La intervención imperialista en China.

A lo largo de la Segunda Guerra Mundial, los EEUU habían proporcionado ayuda a las tropas de Chiang Kai-shek, dirigente nacionalista anticomunista que sostenía paralelamente la guerra contra los japoneses, que habían invadido China, y contra el cada vez más implantado Partido Comunista. A medida que los japoneses la iban abandonando, proseguía la ayuda americana al partido de Chiang, el Kuomintang, con el objetivo de frenar el auge del  partido que dirigía Mao Tse-Tung.

A partir de 1946-1947, Truman orquestó una gran ayuda militar al bando reaccionario, para ayudarle a combatir la guerra revolucionaria cada vez más extendida, volcándose  la situación a partir de 1947 a favor de las fuerzas populares, con un imponente apoyo campesino.

Prosiguió el incremento de la ayuda norteamericana al Kuomintang, con una creciente implicación en aquel país, que no podía impedir el avance de las fuerzas de izquierda, cada vez más imparable a partir de 1948.

En enero de este mismo año entraron en Pekín, retirándose a la isla de Taiwán las fuerzas reaccionarias, con las reservas de oro del estado, y a final del  49 la victoria revolucionaria era total en China.

Desde entonces los EEUU han continuado apoyando a los elementos  derechistas que ocupan aquella Isla.

Los Estados Unidos se habían constituido ya en el principal  eje imperialista en Asia, a medida que se acentuaban los movimientos de autodeterminación contra las antiguas potencias coloniales, fundamentalmente europeas.

Corea.

A partir del 10 de agosto de 1945, los norteamericanos fueron trazando  un plan para delimitar en dos zonas la península de Corea, una de las cuales permanecería bajo control ruso, y otra de EEUU, dividiendo el territorio por el paralelo 38. Tras varios intentos de unificar norte y sur, los EEUU crearon la República de Corea del Sur el 15 de agosto del 48, formándose a continuación la del Norte.

En 1950 se desencadenó el conflicto entre ambas repúblicas, y las fuerzas del norte llegaron en tres días a Seúl, incrementándose la intervención de los Estados Unidos, con el conocido general Douglas MacArthur al frente, desembarcando el 15 de septiembre de 1950 a ochenta mil marines en Incheon, acelerándose una fortísima contienda en que la aviación de la potencia imperialista bombardeaba constantemente las ciudades del norte.

Fue en 1951 cuando se iniciaron los primeros contactos para conseguir un alto el fuego.

Harry S. Truman, presidente de los EEUU, envió un escuadrón aéreo con bombas atómicas a la zona de conflicto. Finalmente y tras la amenaza del ya presidente Dwight D. Eisenhower de lanzar este tipo de proyectiles, el 27 de julio del 53 se llegó a un acuerdo, tras haberse provocado más de cuatro millones de muertos, en la mayor parte civiles. A partir de estos momentos, EEUU se había convertido en un país con centenares de bases militares en el extranjero, un gigantesco ejército estable, y un estado de seguridad nacional permanente en su interior.

Golpe militar en Irán de 1953 contra Mohammad Mossaddq.

El golpe de estado se produjo en 1953 contra el citado más arriba, primer ministro democráticamente elegido en Irán. Fue orquestado, cómo no, por el gobierno norteamericano, bajo el nombre de Tpajax Project (Operación Ajax), en un país que estaba a muchos miles de kilómetros de sus fronteras. Se llevó a cabo  bajo la presidencia de Dwight David Eisenhower.

La empresa inglesa Anglo-Persian Oil Company  explotaba el petróleo en el citado país, y el gobierno intentó que abonara algo más del dinero que estaba pagando por dicho negocio. En 1935, fue rebautizada con el nombre de Anglo-Iranian Oil Company. Más tarde, en 1954, se transformó en la British Petroleum Company, uno de los antecedentes de la actual BP.

Los británicos se negaban incluso a que se examinaran los libros de la compañía, tras años de intentar un mínimo control de la empresa, a instancia de Mohammad Mosaddeq, un dirigente nacionalista moderado, miembro de una rica familia de terratenientes que accede a la primera magistratura del país tras el asesinato del anterior primer ministro Razmará por los Fedayines del Islam en apoyo a las exigencias nacionalizadoras del Frente Nacional del ayatolá  Kashaní.

A finales de marzo de 1951, la Asamblea Legislativa de Irán acuerda la nacionalización de la compañía y de todos sus bienes. Como  respuesta, con pleno apoyo de los EEUU, se procedió a aislar al país económicamente y la ya superpotencia mundial fue adquiriendo cada vez mayor protagonismo en las operaciones para deshacerse del incómodo primer ministro y de camino hacerse con el petróleo iraní, en detrimento del monopolio que hasta entonces había  ostentado  los británicos. 

Tras una intensa campaña de propaganda en contra de aquel gobernante, y aplicando las más turbias maniobras habituales, sobornos incluidos, se inició el golpe el 15 de agosto de 1953, creándose un panorama confuso al que siguió una movilización militar dirigida por agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) mediante la Operación Ajax, de forma conjunta con los funcionarios del Servicio Secreto de Inteligencia británico. El golpe militar culmina con la proclamación del general Fazlollah Zahedí como jefe del gobierno,  que obtiene el apoyo del Sha de Persia, como se titulaba Reza Pahlaví, el Jefe del Estado pro-occidental, procediéndose al arresto del legítimo presidente del gobierno, al que se juzgó y condenó «por traición». Tras permanecer tres años en prisión fue puesto en arresto domiciliario el resto de su vida. 

Aquella catastrófica actuación mantuvo durante 25 años más al Sah como Jefe de Estado, pero finalmente fue depuesto por la revolución encabezada por el ayatolá Jomeini y los fundamentalistas islámicos en febrero de 1979.

En agosto del 2013, el gobierno de EEUU reconoció su papel en el golpe militar contra Mosaddeq, publicando gran cantidad de documentos y señalando el papel rector de la CIA en la planificación y ejecución del mismo.

Guerra de Vietnam.

Una guerra, sin duda, conocida por nuestros lectores, librada entre 1955 y 1975.  Gran parte de  la península de Indochina era colonia francesa, cuyas tropas regresaron a ella tras la II Guerra Mundial para seguir ocupando militarmente la región en 1946, con apoyo de Inglaterra y de los EEUU. Producida la insurrección vietnamita, los franceses fueron finalmente derrotados y expulsados tras la Primera Guerra de Indochina entre 1946 y 1954.

En la Conferencia de Ginebra se acordó el abandono francés de la colonia asiática, la separación de Vietnam en dos estados soberanos, Vietnam del Norte y Vietnam del Sur, así como la celebración de un referéndum un año después para que el pueblo vietnamita decidiera entre la reunificación o la separación en dos países. 

USA no aceptó los acuerdos de dicha Conferencia, apoyó al sector vietnamita que se oponía a su celebración y puso en marcha el llamado Plan de Intervención. Estados Unidos, tras el golpe de estado en Vietnam del Sur para impedir la celebración de referéndum acordado, cómo no, con su apoyo, acabó entrando en guerra, a  miles de kilómetros de sus fronteras, donde no tenía ningún interés directo, llegando a movilizar más de seiscientos mil soldados en los momentos álgidos del conflicto y provocando una devastación sobre el país de proporciones gigantescas, en una guerra que acabaron perdiendo.

El teniente Willian Laws Calley, uno de los principales responsables de la matanza de My Lai. Fuente: Wiquipedia.

La matanza de My Lai, un pequeño pueblo vietnamita, ha pasado a ser una de las atrocidades yanquis más conocidas en aquel país. El teniente Willian Laws Calley y sus subordinados  violaron y asesinaron a las mujeres y a las niñas, mataron el ganado,  y prendieron fuego a las casas hasta dejar el pueblo arrasado. Finalmente reunieron a los supervivientes en una acequia, a los que ejecutaron a sangre fría.

Pero esta es la punta del iceberg. Los bombardeos con napalm eran continuos, se lanzaban indiscriminadamente. Los efectos del llamado agente naranja, que formaba parte de la guerra química de los USA contra los vietnamitas, ocasionaron con el transcurso del tiempo tres millones de víctimas, quinientos mil niños nacieron con malformaciones, cifra que la Cruz Roja de Vietnam eleva a  más de un millón.

Pretendían con su uso, además, desfoliar los bosques que servían de escondite a la guerrilla popular vietnamita, y destruir la vida de los campesinos, obligándolos a huir a las ciudades.

La campaña de bombardeos del año 64 a objetivos civiles promovida por el presidente Lyndon B. Johnson se considera como uno de los castigos más desproporcionados de la historia de la humanidad. Arrasaron todo lo que podían hasta destruir, por ejemplo, los diques para que escapara el agua y de esta forma impedir las cosechas de los norvietnamitas: una muestra más de una de las actuaciones bélicas más destructivas y crueles, ejecutadas por los campeones del mundo libre, a miles de kilómetros de su territorio.

El funcionario americano Daniel Ellsberg no se quitó nunca el  sentimiento de culpabilidad por aquellas actuaciones en las que había colaborado, y filtró el documento conocido como los Papeles del Pentágono al periodista Neil Sheehan, poniendo en conocimiento de la opinión pública algunas de aquellas terribles atrocidades.

Los desastres provocados por EEUU, tanto en víctimas humanas, producción de efectos nocivos en las futuras generaciones de vietnamitas por los efectos genéticos de las armas químicas  y la destrucción ecológica, han sido terroríficos.

Masacre de Indonesia (1964-1965).

Provocando EEUU la caída del Presidente legal y democrático de aquel país, Sukarno, y su sustitución  por el dictador Suharto en 1967, con el propósito de eliminar a los comunistas, a sus simpatizantes, a las personas de izquierdas, y atacando también a todos los ciudadanos de etnia china que lo habitaban, se desencadenaron las masacres en aquel país, que ocasionaron la muerte de entre quinientas mil y un millón de personas, con el conocimiento y la asistencia de la CIA, que entregó al ejército indonesio los datos de todos los militantes del partido comunista para que fueran asesinados. 

Según algunas fuentes, las cifras de ejecutados en aquel genocidio podrían haber alcanzado los tres millones de personas.

Documentos desclasificados en 2017 revelaron la total complicidad de las autoridades americanas en el desencadenamiento y ejecución de dicha masacre.

En el año 2016 el Tribunal Popular de la Haya culpó al gobierno indonesio por estos hechos como constitutivos de crímenes contra la humanidad, y otorgó la categoría de cómplices a Estados Unidos, Reino Unido y Australia.

Asesinato de Lumumba y el acceso al poder de Mobotu.

El dirigente congoleño nacionalista y progresista Patrice Lumumba, primer ministro de la República del Congo entre junio y septiembre del 1960, tras la dominación belga, fue asesinado en 1961, en un crimen organizado por la CIA bajo la presidencia de Eisenhower, que apoyó el acceso al poder  del  dictador Mobutu Sese Seko, bajo cuyo mandato autoritario de algo más de 31 años se cometieron los más execrables crímenes contra las ciudadanos de aquel país, y su saqueo generalizado. El propio gobierno belga reconoció en 2002 su implicación en aquel crimen, y el gobierno americano la suya en 2014, al desclasificar en esa fecha una serie de documentos de ámbito diplomático.

El 20 de agosto de 1960 el director de la CIA Alan Dulles envió un telegrama a sus agentes en Leopoldville en el que señalaba  que «hemos decidido que su eliminación (Lumumba) es nuestro objetivo más importante y que en las circunstancias actuales merece alta prioridad». El 17 de enero de 1961, preso, fue conducido a Katanga, donde se le asesinó, en presencia de miembros del espionaje americano.

El país salvador de la libertad organizó aquel crimen para colocar en el poder al democrático Mobutu Sese Seko, arquetipo del dictador africano, cleptócrata además, dueño del país, al que saqueó a conciencia entre 1965 y 1997 con la ayuda del gobierno de los EEUU.

Su fortuna en 1984 ascendía a cuatro mil millones de dólares, según información aparecida en el Wall Steet Journal el 29 de marzo de 2009.

Sin duda los congoleños no olvidan la importante contribución que a la causa de su felicidad aportó el país campeón del mundo libre.

Navegación de la serie<< Los Estados Unidos, la potencia imperialista mundialLa actividad imperialista en América Latina >>
Comparte este artículo

One thought on “Principales agresiones imperialistas en Asia y África por EEUU

  • 18 de marzo de 2022 en 20:36
    Permalink

    Sr. Alberto García, he leído, atentamente, su publicación, sobre los imperialistas yanquis, estando completamente de acuerdo de como son puestos a la opinión pública. Pero para mi pesar, se ha olvidado de la humillación que infligieron al estado español en 1898, con lo cual nos robaron Cuba, Filipinas, Puerto Rico, y algunas colonias más. Mi sentimiento hacia estos asesinos es repugnante, los odio a muerte. Espero que en otro artículo nos hable de estos hechos.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *