Las diputadas alemanas Sahra Wagenknecht y Sevim Dagdelen contra la entrega de aviones de combate F16 al régimen de Zelenski.

“A diferencia de los belicistas en Berlín, la mayoría de la población exige
una diplomacia de paz para un alto el fuego y una solución negociada”.

Sahra Wagenknecht, organizadora principal de la
concentración contra la guerra el día 25 de febrero en Berlín, expone en unas
declaraciones del pasado 22 de mayo lo siguiente:
 
“¿Aviones de combate para Ucrania? Lo que durante mucho tiempo se ha visto como
una línea roja que no debía cruzarse por buenas razones ahora es cada vez más
probable. En la cumbre del G7 de este fin de semana, el presidente estadounidense
Biden insinuó la posibilidad de entregar [a Ucrania] aviones de combate F16. Junto con
Gran Bretaña, Francia, Noruega, los Países Bajos y otros países occidentales, los
Estados Unidos también quieren participar en el entrenamiento de soldados
ucranianos en el uso de aviones de combate F-16. El canciller Scholz ve estos proyectos
de aviones de combate como una señal para el presidente ruso y un mensaje claro
para Rusia. El Ministerio de Defensa alemán ya había indicado antes de la cumbre del
G7 que era favorable a la iniciativa de formar una coalición de aviones de combate.
¿Perdón? ¿No nos prometió el canciller Scholz hace unos meses que todos podían
contar con el hecho de que Occidente no enviaría aviones de combate a Ucrania? ¿Qué
más podemos soportar de este gobierno que no tiene su propio curso de acción, sino
que constantemente se deja enganchar al carro de Ucrania y Washington,
independientemente de los costos y riesgos que esto conlleve para nosotros? 
¡Considero irresponsables estos ruidos de sable y esta continua escalada del conflicto!
¡En lugar de dejarse arrastrar cada vez más profundamente a la guerra, por terceros
interpuestos,  con la potencia nuclear rusa, el gobierno federal debería unirse
finalmente a las iniciativas de paz de Brasil, China, el Vaticano y la Unión Africana!”
 
Por su parte, la diputada Sevim Dagdelen [1]Sevim Dagdelen, diputada de Die Linke, quien,
junto con Sahra Wagenknecht y otros 20 diputados, se negaron a votar por el aumento
de 100 mil millones de euros en el presupuesto militar.
declara:
 
“La forma en que los partidos del gobierno federal (el Partido Socialdemócrata SPD, el
partido liberal FDP, los Verdes) y la Unión Demócrata Cristiana de Alemania y de
Baviera  (CDU y CSU), están convirtiendo a Alemania en un país cada vez más belicoso,
es una locura. Después de que el presidente americano Biden diera luz verde en la
cumbre del G7 a la formación de pilotos ucranianos en modernos aviones de combate
F16, los responsables del partido liberal (FDP) Marie-Agnes Strack-Zimmermann y
Roderich Kiesewetter de la CDU se apresuran a apoyar la llamada coalición de aviones

de combate y a poner a disposición aeródromos,   municiones y reabastecimiento de
combustible en vuelo y a hacer de Alemania un centro logístico. Anton Hofreiter, el
especialista en tanques de Los Verdes, también está lleno de euforia.  A diferencia de
los belicistas en Berlín, la mayoría de la población exige una diplomacia de paz para un
alto el fuego y una solución negociada. En lugar de derrochar miles de millones de los
contribuyentes en una guerra de usura insensata,  el gobierno tricolor debería, más
bien,  encargarse de enseñar a los escolares alemanes a leer correctamente y
garantizar que los ancianos ya no se vean obligados a buscar botellas devueltas a la
basura porque su jubilación, por la cantidad que reciben, no es suficiente.”
 
Traducción: Frank Arnold 
 
Fuente:
Boletín 12 de la campaña internacional por “¡Alto a la guerra! ¡Alto el fuego inmediato
y sin condiciones!”. Promueve este boletín en el Estado Español el CATP (Comité por la
alianza de trabajadores y pueblos).
Correo electrónico: manifiesto.altoalaguerra@gmail.com

Notas

Notas
1 Sevim Dagdelen, diputada de Die Linke, quien,
junto con Sahra Wagenknecht y otros 20 diputados, se negaron a votar por el aumento
de 100 mil millones de euros en el presupuesto militar.
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *