¿Qué intereses están detrás de las políticas sanitarias?

Grandes fortunas y fondos de inversión, con sedes en paraísos fiscales, accionistas de la industria farmacéutica y que juegan en bolsa con la energía, los fondos de pensiones, la vivienda o el empleo, con el objetivo de incrementar sus beneficios.