Se cierra el acuerdo para el ERE en Digitex

Trabajadores y teleoperadora cántabra firman un acuerdo de ERE

Tres tintas. Corresponsal en Cantabria.

Si el colectivo de teleoperadoras ya era de los más precarizados antes de la aparición del SARS-COV-2 no era razonable esperar que en medio de una pandemia fuese a mejorar. Este es el caso de la empresa DIGITEX, una filial de COMDATA. 

El problema de las teleoperadoras en Cantabría es un asunto añejo. De hecho, no hace tanto, cuando aún estos trabajadores estaban empleados en la empresa UNITONO ya había huelgas y movilizaciones por diversos motivos. 

Dicha problemática lejos de mejorar al aparecer COMDATA y su filial y comprar UNITONO, incluso ha empeorado. Con la mala gestión y las chapuzas por parte de la gerencia se llega a principios de Julio, cuando DIGITEX presentó un ERE que pretendía afectar a 451 trabajadores en España y, en particular, a 85 en Cantabria. Como no podía ser de otra manera la empresa aduce causas económicas,  organizativas y de producción como excusa para un ERE que, en palabras de una delegada sindical “probablemente llevaban pensando desde hace tiempo”. De hecho, esta misma delegada afirma que “No existen causas objetivas que justifiquen la presentación del ERE. Es más, lo que ha quedado claro es que la empresa tiene numerosas irregularidades financieras.”

Ante la convocatoria de una serie de paros para defender los puestos de trabajo, la empresa DIGITEX y los sindicatos CCOO, UGT, USO y STC han llegado a un acuerdo a finales de Julio y primeros de Agosto. Este acuerdo supone que el ERE se cerrará con bajas “voluntarias” hasta llegar a 352 trabajadoras/es. A las trabajadoras/es que acepten esa baja voluntaria, la empresa les pagará una indemnización de 30 días por año trabajado hasta completar 12 mensualidades y 20 días hasta 18 mensualidades. Al mismo tiempo la empresa se compromete a no realizar otro ERE hasta junio de 2021. 

Aún dejando de lado el hecho de que 20 días es el mínimo legal y que 30 días no es una cifra particularmente alta en la situación de DIGITEX, el acuerdo es poco satisfactorio. Para empezar la empresa se reserva el derecho a aplicar un ERTE o despidos por causas objetivas si no se llega a la cifra deseada de manera “voluntaria”. Por otro lado, no todos los trabajadores pueden optar “voluntarios”,sino que deben pertenecer a determinadas secciones o franjas de edad. Creemos por lo tanto que se trata de un nuevo retroceso en los derechos de los trabajadores.

Autor

Comparte este artículo