Denuncia de la Plataforma Canarias Libre de CIE sobre la situación de migrantes

Centro de Internamiento de Extranjeros de Hoya fría en Tenerife. EFE Ramón de la Rocha

La Plataforma Canarias Libre de CIE y otras entidades y colectivos sociales denuncian la violación de múltiples derechos humanos, entre ellos el derecho a la salud, en el CIE de Hoya Fría.

Corresponsal en Canarias

Hace años que la Plataforma Canarias Libre de CIE y otras entidades y colectivos sociales venimos denunciando y señalando el CIE de Hoya Fría como un espacio oscuro de violación de múltiples derechos humanos, entre ellos el derecho a la salud, por la falta de condiciones higiénicas mínimas y de salud en el mismo.

Denuncia que se concretan en: – La falta de ropa. Las personas en numerosos casos se mantienen con la misma ropa y la misma ropa interior desde su internamiento. – La imposibilidad de lavarse la ropa (en el CIE de Hoya Fría no hay lavadora a pesar de las reiteradas denuncias). – La nula calidad de la comida. – La falta de apoyo psicológico e intervención en salud mental a la que se ven sometidos a pesar de haber sufrido muchos de ellos situaciones (violación de derechos humanos en el tránsito migratorio, experiencias traumáticas, y limites en el mar, etc) que requerirían de una atención en crisis inmediata. – Los testimonios de trato racista y xenófobo por parte de la policía que les custodia.

A todas estas denuncias se les suma que este día 9 de febrero, incluso un sindicato de policía, en una entrevista en Radio Club Tenerife (Cadena SER), ha exigido el cierre inmediato del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Hoya Fría por encontrarse en “estado de ruina”, al no reunir condiciones mínimas para el control de enfermedades infecto contagiosas, realidad que el entrevistado relaciona con el positivo en COVID-19 de 61 de las 67 personas internas en el CIE. Nos encontramos ante hechos alarmantes, pues confirma que en el CIE de Hoya Fría no se está cumpliendo las medidas de prevención para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y por lo tanto es un lugar que representa un peligro para la salud de las personas que allí se encuentran injustamente recluidas.

En el mismo sentido, hace unos días llegó a los medios de comunicación que en el campamento Canarias 50 en el que también se encuentra alojado un grupo de personas migrantes entraron aguas fecales procedentes de una tubería cercana a las instalaciones. Nos preocupa también la situación de los cientos de menores migrantes que se encuentran en las islas pendientes de las pruebas para la determinación de la edad, lo que les está causando un grave perjuicio a la par que se vulnera sus derechos como menores.

Ante estos sucesos, las personas y colectivos firmantes interpelamos la responsabilidad de las autoridades sanitarias canarias sobre la insalubridad de estos y otros campamentos a los que el gobierno está trasladando a las personas migrantes. Y, por lo tanto:

 1) Exigimos el cierre definitivo del CIE de Hoya Fría y la puesta en libertad de las personas en él privadas de ella, dado que las medidas puestas en marcha no sólo conllevan mayores restricciones y sufrimiento para las personas internas, sino que se han demostrado totalmente ineficaces para evitar la progresión del contagio y garantizar su salud.

2) Exigimos que las autoridades sanitarias del Gobierno de Canarias paralicen el envío de personas migrantes a los distintos campamentos hasta que se garantice que todos los campamentos cumplen la normativa de prevención y protección para evitar la propagación del COVID-19, y sobre todo, para que los posibles brotes de COVID-19 no constituyan una vulneración aún mayor de la libertad de movimiento de estas personas.

3) Exigimos que la Consejería de Sanidad emita, con urgencia, un informe que recoja la idoneidad sanitaria de los espacios denominados “de acogida de migrantes” en el contexto de esta pandemia. En dicho informe debe hacerse explícito si los aforos previstos para Las Canteras y Las Raíces son adecuados para la prevención y el control de la Covid-19, y pronunciarse sobre la viabilidad de mantener entre 30 y 50 personas por carpa, con distancias menores de un metro entre literas, y habiendo sido trasladadas en guaguas en grupos numerosos de entre 50 y 150 personas por guagua.

4) Exigimos que, de cara a la protección de los derechos de los y las menores, todos los menores migrantes sean tratados según corresponde por ley, mientras se lleva a cabo los procesos de determinación de su edad. Así mismo, reclamamos que estos procedimientos se realicen siempre respetando su dignidad.

Autor

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *