Precio de monopolio

++PRECIO DE MONOPOLIO

Precio que se aparta del valor o del precio de producción de una
mercancía dada.

Forma económica con que los monopolios capitalistas obtienen
superganancias. El precio de monopolio es igual a los costos de
producción más la elevada ganancia monopolista (ver).

En la época del capitalismo premonopolista, en régimen de libre
competencia, los precios de monopolio sobre las mercancías se
establecían tan sólo para productos agrícolas raros y, parcialmente,
industriales, debido a la necesidad de pagar la renta monopolista del
suelo.

Como fenómeno masivo y regular los precios de monopolio son inherentes
tan sólo al imperialismo, y se establecen cuando los monopolios se
imponen, durante largo tiempo y en gran escala, en la esfera de la
producción y de la circulación y logran desviar el precio de mercado
respecto al precio de producción tanto en más como en menos.

Se distinguen dos tipos de precios de monopolio: los elevados, a que
los monopolios venden su producción y los bajos, a que los monopolios
compran la materia prima o los productos destinado a la reelaboración
y a la venta sobre todo en los países coloniales y dependientes. Con
el fin de mantener en el mercado los precios de monopolio, los
monopolios capitalistas: 1) obstaculizan la libre emigración de
capitales impidiendo al competidor que rebaje el precio de monopolio o
estableciendo un acuerdo con él para mantener un precio determinado,
2) limitan la producción de mercancías en el mercado interior, sin que
les arredren ciertas reducciones en la producción ni siquiera la
destrucción de las mercancías «sobrantes», 3) utilizan el Estado
burgués para proteger el mercado interior contra la competencia
extranjera estableciendo elevadas tarifas arancelarias.

Los precios de monopolio no eliminan la acción de la ley del valor
como ley de los precios de las mercancías. Lo que gana el capital
monopolista gracias a los precios de monopolio, lo pierden los
trabajadores de los países capitalistas y también las masas populares
de los países coloniales y económicamente débiles, de donde los
monopolistas, mediante el intercambio no equivalente, extraen ingentes
ganancias. Cierta porción del precio de monopolio forma parte de la
ganancia de la burguesía que no entra en la agrupación monopolista.
De este modo, en el precio de monopolio se entrecruzan los intereses
de diferentes clases y grupos de la sociedad capitalista actual. Por
este motivo, el crecimiento de los altos precios de monopolio, así
como la reducción de los bajos precios monopolistas fenómeno que se
observa sin cesar- conduce a la ulterior agudización de las
contradicciones de clase del imperialismo.

Comparte este artículo