Teoría del contrato social

Teoría del contrato social

No figura en el Diccionario filosófico marxista · 1946

No figura en el Diccionario filosófico abreviado · 1959

Diccionario filosófico · 1965:458

Teoría del contrato social

Teoría idealista según la cual el Estado y el derecho surgen en virtud
de un acuerdo conscientemente establecido entre los hombres. Desde el
punto de vista de los partidarios de esta teoría, preceden a la
sociedad y al Estado una anarquía total y la “guerra de todos contra
todos” o, según algunas concepciones, una libertad idílica. El rasgo
propio del “estado natural” es el de la libertad personal sin límites;
los hombres renuncian conscientemente a ella en beneficio del Estado
para tener garantizadas su seguridad, la propiedad privada y otros
derechos individuales. Las primeras ideas acerca del origen
contractual del Estado surgieron ya en la Antigüedad (Meti, filósofo
chino del siglo V a.n.e.; sofistas, Sócrates, Epicuro). La teoría del
contrato social alcanzó su apogeo en los siglos XVII-XVIII (Hobbes,
Gassendi, Spinoza, Locke, Rousseau y otros) a causa de la lucha de la
burguesía contra el feudalismo y la monarquía absoluta. Era la
fundamentación ideológica de las aspiraciones de la burguesía al
dominio político. La limitación burguesa de la teoría del contrato
social se expresaba, ante todo, en la afirmación del carácter eterno
del derecho “natural” a la propiedad privada, con lo que se
justificaba también la desigualdad económica de los seres humanos.
Compartían asimismo dicha teoría los hombres de la Ilustración en
Rusia (Radishchev), en los Estados Unidos (Jefferson) y otros países.

Diccionario de filosofía · 1984:88-89

Teoría del contrato social

Doctrina idealista del surgimiento del Estado y el Derecho en virtud
del contrato que los hombres adoptan conscientemente. Desde el punto
de vista de los adeptos de dicha doctrina, la sociedad y el Estado son
precedidos por una anarquía total y la “guerra de todos contra todos”
o, a juicio de algunos, por una libertad idílica. Un rasgo común del
“estado natural” en el que supuestamente estuvieron los hombres
durante largo tiempo, era la ilimitada libertad personal. Para
garantizar su seguridad, la propiedad privada y otros derechos
personales, los hombres decidieron conscientemente hacer dejación de
esta libertad a favor del Estado. Las primeras ideas del origen
contractual del Estado se formularon ya en la antigüedad (Sofistas,
Sócrates, Epicuro). La teoría del contrato social adquirió su forma
desarrollada en los siglos 17-18 (Hobbes, Locke, Rousseau y otros)
debido a la lucha de la burguesía contra el feudalismo y la monarquía
absoluta. Dicha teoría era una fundamentación ideológica de las
pretensiones de la burguesía a la dominación política. La estrechez
burguesa de la teoría del contrato social se expresó fundamentalmente
en la afirmación sobre la eternidad del derecho “natural” a la
propiedad privada y, por consiguiente, la justificación de la
desigualdad económica de los hombres. Compartían las ideas de la
teoría del contrato social también ilustrados de Rusia (Radíschev),
EE.UU. (Th. Jefferson) y de otros países.

Comparte este artículo