MENDELEIEV, Demetrio

Diccionario filosófico marxista · 1946:213-214

Demetrio Ivanovich Mendeleev (1834-1907)

Demetrio Ivanovich Mendeleev, fue un gran químico ruso. Hizo mucho
por el desarrollo de la gran industria en Rusia. Como filósofo se
consideraba “realista”. Su realismo es un materialismo con algunas
concesiones al agnosticismo y al dualismo. En 1869-1871 Mendeleev
había descubierto y elaborado la ley periódica de los elementos
químicos, según la cual, las propiedades de los cuerpos simples se
hallan en una dependencia periódica del volumen de los pesos atómicos
de los elementos. Estableciendo la conexión entre la cualidad de los
elementos y su característica cuantitativa (su peso atómico),
Mendeleev desenvolvió el atomismo de Dalton. Ubicando los elementos
por orden de aumento de los pesos atómicos, Mendeleev observó que las
propiedades se repiten para un determinado número de elementos.
Interrumpiendo la serie y colocando elementos similares uno debajo del
otro, Mendeleev compuso un sistema de elementos natural. Quedaron
lugares vacíos; estos huecos, según Mendeleev, habían de ser llenados
por los elementos no descubiertos todavía. Mendeleev calculó
teóricamente las propiedades más importantes de estos últimos,
deduciéndolas como términos medios aritméticos de las propiedades de
los elementos vecinos. Los elementos esperados fueron descubiertos
por Lecoq de Boishaudrán (1875), Nilson (1880), Wincler (1886) y
llamados galio, escandio y germanio. Sus propiedades coinciden casi
exactamente con las predichas por Mendeleev; así, el peso atómico del
germanio es igual a 72,6; el peso supuesto era de 72. “Mendeleev,
aplicando inconscientemente la ley hegeliana da la transformación de
la cantidad en cualidad, realizó una hazaña científica que puede
colocarse al lado del descubrimiento de Leverrier, que llegó a
calcular la órbita de un planeta aún desconocido: Neptuno” (Engels).
El defecto de la teoría de Mendeleev estriba en que, ignorando las
causas de la dependencia periódica, consideraba los elementos como
indescomponibles. La teoría electrónica del átomo descubrió la causa
física de la ley de Mendeleev. El número de orden del elemento, si se
vuelven a numerar los lugares por orden sucesivo en el sistema de
Mendeleev, es igual a la carga positiva del núcleo del átomo. Las
propiedades químicas, pues, dependen principalmente de la agrupación
de los electrones en torno al núcleo. Al aumentar la carga del núcleo
en una unidad y el correspondiente aumento de la cantidad de estos
electrones, los tipos de agrupaciones electrónicas se repiten,
condicionando la periodicidad de las propiedades de los átomos; por
eso, la ley de Mendeleev se formula ahora así: las propiedades de los
elementos se hallan en una dependencia periódica respecto al número de
orden o a la carga del núcleo del átomo. La masa del átomo está
íntimamente vinculada con la carga del núcleo; por eso pudo también
Mendeleev descubrir su ley, haciendo uso de los pesos atómicos. El
sistema de Mendeleev refleja no sólo las conexiones, sino también los
procesos reales de la transformación y de la evolución de los
elementos químicos y de sus combinaciones. Los procesos de la nueva
formación de los átomos y de su descomposición radioactiva, se
expresan por los tránsitos entre los lugares del sistema de Mendeleev.
La distribución de las combinaciones químicas en el proceso del
desarrollo de la tierra se efectuó también en conformidad con el
sistema de Mendeleev. La ley de Mendeleev, siendo, pues, la ley del
desarrollo de la materia en el terreno de la Naturaleza inorgánica,
desempeña un gran papel en la fundamentación de la concepción
materialista dialéctica de la Naturaleza. Las obras principales de
Mendeleev son: Fundamentos de la química, 1869-1871; La ley periódica,
1873.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:350-352

Dmitris Ivanovich Mendeleiev (1834-1907)

Demetrio Mendeleiev 1834-1907 Gran químico ruso, creador de la
clasificación periódica de los elementos. Mendeleiev hizo muchísimo
por el desarrollo industrial de Rusia; fue el primero en emitir la
idea de la gasificación subterránea de la hulla, tan apreciada más
tarde por Lenin. Revolucionario en el dominio de las ciencias,
Mendeleiev se esforzó siempre por vincular la teoría a la práctica y
por responder a las necesidades del desarrollo industrial de Rusia.
Mendeleiev se decía “realista” en filosofía. Su “realismo” consistía
en el fondo en un materialismo aliado a una dialéctica de la
espontaneidad. “…En adelante, el menor trozo de substancia es
inconcebible sin movimiento espontáneo… El movimiento se ha convertido
en un concepto inseparablemente ligado al de la materia…”
(Mendeleiev). Luchó contra el espiritismo y el energetismo (ver). En 1869
Mendeleiev descubrió la ley periódica de los elementos, base de
su clasificación periódica. En virtud de esta ley, las propiedades de
los cuerpos simples, así como las formas y las propiedades de sus
compuestos se hallan en función periódica de la magnitud del peso
atómico de los elementos. Al establecer un vínculo entre el aspecto
cuantitativo y el cualitativo de los elementos, entre el quimismo y el
peso atómico, desarrolló el atomismo de Lomonósov (ver), y
prácticamente aplicó a los elementos la ley de la transformación de
los cambios cuantitativos en cambios cualitativos. Al disponer los
elementos según el orden ascendente de sus pesos atómicos, Mendeleiev
observó que las propiedades de los cuerpos simples se repiten
periódicamente. Por eso colocó los elementos similares los unos bajos
los otros. Su clasificación revela el vínculo regular entre todos los
elementos y su condicionamiento recíproco. El cuadro de Mendeleiev
contenía casilleros vacíos donde debían ubicarse los elementos no
descubiertos aún. Mendeleiev predijo sus propiedades esenciales
tomando el promedio de las propiedades de los elementos vecinos. Los
cuerpos previstos por Mendeleiev fueron descubiertos por Lecoq de
Boisbaudran (1875), Nilson (1880), Winkler (1886), y llamados
respectivamente galio, escandio, germanio. Sus propiedades coincidían
casi enteramente con las predichas por Mendeleiev: por ejemplo, el
peso atómico del germanio es de 72,6 en lugar de 72. Por esta
aplicación espontánea de la ley dialéctica de la transformación de los
cambios cuantitativos en cualitativos, Mendeleiev alcanzó un sitial
muy distinguido en la ciencia.

Mendeleiev demostró por la práctica la veracidad de los conocimientos
humanos en lo que concierne a las leyes del mundo objetivo, y asestó
de ese modo, el golpe de gracia al agnosticismo. Por otra parte,
vinculando los elementos químicos por medio de una ley objetiva,
contribuyó a eliminar el azar de la química. “Sin la ley periódica”,
escribía Mendeleiev, “el descubrimiento de los nuevos elementos no
podía hacerse sino por medio de la observación… Sólo el azar ciego,
una perspicacia y un don de observación particulares culminaban en el
descubrimiento de nuevos elementos… La ley de la periodicidad abre, a
este respecto, una vía nueva…”. Algunos químicos extranjeros pusieron
vanamente en tela de juicio, sobre este punto, la prioridad de
Mendeleiev. Defensor de la ciencia rusa, Mendeleiev demostró que
todos los trabajos de los químicos extranjeros sobre ese punto eran
posteriores a los suyos. Por ejemplo, Meyer no llegaba siquiera a
considerar la ley periódica como una ley objetiva de la naturaleza, y
no se arriesgaba a utilizarla con fines de previsión científica. Por
lo demás, Meyer, que era mecanicista, no consideraba más que el
aspecto exterior, puramente cuantitativo de las relaciones entre los
elementos, y desconocía el aspecto cualitativo, por lo tanto, la
esencia misma de la ley periódica.

En física, Mendeleiev descubrió la “temperatura crítica”, lo cual puso
término a la antigua oposición metafísica entre los líquidos y los
gases; aportó rectificaciones a la ley de Boyle-Mariotte y señaló el
carácter relativo de esta ley. Engels, en su Anti-Dühring, apreció
altamente esos descubrimientos de Mendeleiev.

En el siglo XX, la evolución de las teorías sobre la estructura de la
materia, ante todo, la teoría de la estructura electrónica del átomo,
se apoya completamente en la clasificación periódica de Mendeleiev.
Si se numeran unos tras otros los elementos tal como están
clasificados por Mendeleiev, el número de orden de cada elemento es
igual a la carga positiva de su núcleo atómico; en cuanto a las
propiedades químicas, están sobre todo en función del modo en que los
electrones se agrupan alrededor del núcleo. Cuando la carga del
núcleo aumenta en una unidad y el número de los electrones en el átomo
crece respectivamente, los tipos de agrupamientos de electrones se
repiten, lo que determina la periodicidad en los cambios de las
propiedades de los átomos. Por eso, la ley de Mendeleiev en su
formulación moderna estipula que las propiedades de los elementos
están en función periódica del número de orden o de la carga del
núcleo atómico. Estando la masa del átomo ligada estrechamente a la
carga del núcleo, Mendeleiev pudo hacer su descubrimiento sirviéndose
del peso atómico. La clasificación de Mendeleiev refleja no sólo las
conexiones, sino también las transformaciones reales de los elementos
químicos y de sus compuestos. Las reacciones nucleares y la
desintegración radioactiva de los átomos corresponden a
desplazamientos en la clasificación periódica (“ley del
desplazamiento”). La fisión de los núcleos de los elementos pesados
(uranio, etc.), se opera igualmente de conformidad con el sistema
periódico de Mendeleiev. Esta ley ayuda hoy a dominar la energía
atómica. La evolución de la materia sideral y la repartición de los
compuestos químicos en el curso de la evolución de la tierra se
reflejan en la clasificación de Mendeleiev. Esta ley es, pues, la ley
del desarrollo de la materia inorgánica, y desempeña un papel
primordial en la justificación de la concepción materialista y
dialéctica de la naturaleza. Mendeleiev es con pleno derecho, el
fundador de la teoría moderna de la materia, de los átomos y de los
elementos. Obra principal: Principios de química.

Diccionario filosófico · 1965:310

Dmitri Ivánovich Mendeléiev (1834-1907)

Científico ruso, a quien se debe el sistema periódico de los elementos
químicos. Mendeléiev trabajó activamente para relacionar la ciencia
con la práctica e hizo mucho para el desarrollo de la industria en
Rusia. Su concepción del mundo era el materialismo combinado con la
dialéctica espontánea. Combatió el espiritismo y el energetismo. Su
gran merito científico estriba en haber descubierto la ley periódica
de los elementos químicos (1869). Con este descubrimiento, Mendeléiev
contribuyó en gran manera al desarrollo de la atomística química y, de
hecho, aplicó a los elementos químicos la ley de la transformación de
los cambios cuantitativos en cualitativos. En su novísima
formulación, la ley de Mendeléiev dice: las propiedades de los
elementos se encuentran en dependencia periódica del número de orden,
o de la carga, del átomo. La masa del átomo se halla estrechamente
vinculada a la carga del núcleo, lo cual permitió a Mendeléiev
descubrir su ley valiéndose de los pesos atómicos. El sistema de
Mendeléiev refleja no sólo los nexos de los elementos químicos, sino,
además, sus transformaciones reales. La ley periódica es una ley del
desarrollo de la sustancia orgánica y sirve de fundamento a la
concepción materialista dialéctica de la naturaleza. La obra básica
de Mendeléiev es la titulada Principios de la química (1869-71).

Diccionario de filosofía · 1984:285

Dmitri Ivánovich Mendeléev (1834-1907)

Gran químico ruso, materialista y dialéctico espontáneo. Luchó contra
el espiritismo y el energetismo y defendía el nexo de la ciencia con
la producción. En 1869, Mendeléev descubrió la ley periódica y creó
sobre su base el sistema periódico de los elementos químicos. En la
formulación moderna, la ley de Mendeléev dice: las propiedades de los
elementos se encuentran en dependencia periódica del número ordinal o
de la carga del núcleo del átomo. La ley de Mendeléev expresa no sólo
las conexiones, sino también las transformaciones reales de los
elementos químicos, y constituye la ley del desarrollo de la
substancia inorgánica. De hecho, Mendeléev aplicó a la atomística
química las leyes fundamentales de la dialéctica. Apoyándose en su
ley, Mendeléev formuló la hipótesis sobre la existencia de tres
elementos químicos desconocidos a la sazón y descubiertos en 1876-86.
Engels dijo que “por medio del empleo –inconsciente– de la ley
hegeliana de la transformación de la cantidad en calidad, había
realizado Mendeléev la hazaña científica” (t. 20, p. 389). Obra
principal de Mendeléev: Principios de la química (1869-71).

Comparte este artículo