PLEJÁNOV, Jorge Valentínovich

PLEJÁNOV, Gueorgui Valentínovich (1856-1918):

DEP-BZM

Uno de los primeros marxistas rusos, destacado propagandista del
marxismo, notable figura del movimiento socialdemócrata ruso e
internacional.

Las concepciones económico-sociales de Plejánov siguieron una compleja
evolución. El período más importante de su vida es aquel en que
renunció a la ideología populista e hizo suyas las posiciones
ideológicas del marxismo. En los trabajos «El socialismo y la lucha
política» (1883) y «Nuestras divergencias» (1885), Plejánov sometió a
análisis crítico el programa económico de los populistas y puso de
manifiesto la inconsistencia de sus afirmaciones en el sentido de que
el capitalismo no podía desarrollarse en Rusia. Con gran profusión de
datos, demostró que el capitalismo ruso ya existía y se desarrollaba
según las leyes que le eran inherentes. Analizó y criticó la tesis
relativa a los «fundamentos socialistas» de la comunidad rural rusa y
a los «instintos comunistas» del campesino al desenmascarar la utopía
reaccionaria pequeñoburguesa de los populistas sobre la posibilidad de
que Rusia llegara al socialismo evitando el capitalismo.

Plejánov era un excelente conocedor de la teoría económica marxista,
un agudo crítico de la economía política burguesa. No obstante, a
pesar de su concepción marxista de los problemas más importantes de la
economía política, incurrió en serios errores en algunos problemas, en
particular en los relativos al precio de producción a la diferencia
entre la economía mercantil simple y la capitalista, y era partidario
de la «ley de bronce» del salario expuesta por Lassalle (ver).
Plejánov criticó a los representantes de la economía política burguesa
vulgar, luchó contra las corrientes bernsteinianas el revisionismo en
el movimiento obrero mundial de fines del siglo XIX y comienzos del
XX. La actividad teórica y práctica de Plejánov dio comienzo al
período marxista en el desarrollo del pensamiento económico-social de
Rusia, desempeñó un importante papel en la educación política y en la
lucha revolucionaria de la clase obrera. Hacia 1903 comienza el
período menchevique de Plejánov y su alejamiento del marxismo.

Después de reconocer que el capitalismo existía en Rusia Plejánov no
investigó las peculiaridades del capitalismo ruso en su desarrollo,
que se producía a la vez que se conservaban supervivencias de las
relaciones feudales, no dedicó especial estudio a las relaciones
agrarias, permaneció al margen de los problemas del imperialismo.
Plejánov no creía en el papel revolucionario del campesinado como
aliado del proletariado en el movimiento de liberación, sobrevaloraba
el papel de la burguesía liberal. Frente a la Revolución de Octubre,
Plejánov mantuvo una posición negativa, mas no quiso actuar contra la
clase obrera y se retiró de la actividad política. Lenin criticó las
ideas oportunistas de Plejánov, sin que ello fuera óbice para que
señalara los grandes méritos de este último como autor de varios
trabajos excelentes con los cuales se educaron los marxistas rusos.

Diccionario filosófico marxista · 1946:242-243

Plejanov fue uno de los grandes marxistas rusos. Al principio fue
populista, pero en el exilio (1880) rompió con el populismo y en 1883
organizó en el extranjero el primer grupo marxista ruso, el grupo de
“Emancipación del Trabajo”, cuyos participantes tradujeron a la lengua
rusa una serie de obras de Marx y Engels, imprimiéndolas en el
extranjero y divulgándolas clandestinamente en Rusia. Los trabajos
teóricos de Plejanov correspondientes a ese período, fueron de gran
utilidad para la causa de la defensa y de la fundamentación del
marxismo. “Algunos de sus trabajos, como ‘El socialismo y la lucha
política’, ‘Nuestras discrepancias’, ‘Contribución al problema del
desarrollo de la concepción monista de la historia’, prepararon el
terreno para el triunfo del marxismo en Rusia” (Historia del P. C.
(b) de la URSS, Compendio). El mérito de Plejanov es particularmente
grande en su lucha por el materialismo filosófico, contra el
idealismo, contra las múltiples tentativas de asociar el marxismo con
el kantismo. Los diferentes problemas de la concepción materialista
de la historia, como por ejemplo, el problema del papel de la
personalidad en la historia, &c., hallaron en las obras de Plejanov un
serio estudio marxista. Con sus obras asestó un golpe decisivo al
populismo, cuya destrucción ideológica definitiva fue lograda por
Lenin. Plejanov criticaba severamente el revisionismo de Bernstein;
sin embargo, subestimaba el papel revolucionario de los campesinos,
considerando, por el contrario, que la burguesía liberal puede prestar
cierto apoyo a la revolución. Estos errores le condujeron a
identificarse con los mencheviques después del II Congreso del
P.O.S.D.R. En 1905 ocupaba la posición de intérprete liberal de la
revolución, luchando contra la táctica leninista de los bolcheviques.
Durante los años de la primera guerra imperialista mundial
(1914-1918), fue socialpatriota, compartiendo la táctica menchevique
del “defensismo”. Ante la Gran Revolución Socialista de Octubre de
1917 ocupó una posición negativa. La evolución política de Plejanov
se reflejó también en sus trabajos teóricos. Todo lo mejor que había
escrito sobre la filosofía del marxismo corresponde al período de
1883-1903. “Durante 20 años, desde 1883 hasta 1903, dio a las masas
obras prominentes, particularmente contra los oportunistas, machistas
y populistas” (Lenin). Lenin apreciaba los trabajos filosóficos de
Plejanov como “lo mejor de toda la literatura internacional del
marxismo”. Sin embargo, Lenin señaló también grandes defectos en los
trabajos filosóficos de Plejanov. Así, por ejemplo, Plejanov admitía
un error respecto al problema de la teoría de los jeroglíficos (ver);
hizo una distinción entre la teoría del conocimiento y la dialéctica,
sin comprender que esta última es también la teoría marxista del
conocimiento; no precisó la diferencia entre la interpretación
materialista y la idealista de la experiencia, dejando así una válvula
de escape para el idealismo; sobreestimó el papel del medio geográfico
en el proceso histórico social y admitía algunos otros errores
filosóficos serios. Las obras más importantes de Plejanov son: El
socialismo y la lucha política, 1883; Nuestras discrepancias, 1885;
Contribución al problema del desarrollo de la concepción monista de la
historia (ver), 1895; Bosquejo de la historia del materialismo, 1896;
Sobre la concepción materialista de la historia, 1897; Contribución al
estudio del papel de la personalidad en la historia, 1898.

Diccionario filosófico abreviado · 1959:410-412

Gueorgui Valentinovich Plejanov (1856-1918)
Jorge Plejanov

Notable marxista ruso, fundador del grupo “Emancipación del Trabajo”.
Se distinguen tres etapas en su actividad: de 1875 a 1883, Plejanov es
populista; de 1883 a 1903, es marxista; a partir de 1903, se inclina a
la derecha, se convierte en menchevique, traiciona el marxismo
revolucionario. Estaba en la emigración (había partido de Rusia en
1880) cuando rompió con el populismo (ver), y organizó en el
extranjero, en 1883, el primer grupo marxista ruso, “Emancipación del
Trabajo”. Los miembros de ese grupo tradujeron al ruso diversas obras
de Marx y de Engels, las hicieron imprimir en el extranjero y las
difundieron clandestinamente en Rusia. En Plejanov, la asimilación
del socialismo científico había sido preparada por las ideas
revolucionarias de Herzen (ver), de Belinski (ver), de Chernishevski
(ver) y de Dobroliúbov (ver). Las obras teóricas de Plejanov que se
relacionan con este período fueron de gran provecho para el movimiento
obrero de Rusia. Su talento, su capacidad literaria fueron empleados
por Plejanov para defender y difundir el marxismo en Rusia. Obras
tales como “El socialismo y la lucha política”, “Nuestras
divergencias”, “Ensayo sobre el desarrollo de la concepción monista de
la historia”, desbrozaron el terreno para el triunfo del marxismo en
Rusia. Plejanov fue el primero, entre los marxistas rusos, en luchar
contra el populismo, y sus obras asestaron un golpe serio a esa
teoría. Partiendo del análisis de las relaciones económicas de Rusia
después de la reforma, mostró cuán nocivas e inconsistentes eran las
teorías populistas sobre el pasaje de Rusia al socialismo por medio de
la comuna campesina, sobre la vía no capitalista del desarrollo de
Rusia. Pero hay que destacar serios errores en Plejanov como en todo
el grupo “Emancipación del Trabajo”, cuyo programa arrastraba todavía
las taras de las ideas populistas. Así, por ejemplo, admitían la
táctica del terrorismo individual.

Fue Lenin quien concluyó la derrota ideológica del populismo en la
década del noventa. Plejanov no comprendía que únicamente en alianza
con el campesinado, el proletariado podría triunfar sobre el zarismo.
En algunas de sus obras, no tenía en cuenta para nada al campesinado.
“Fuera de la burguesía y del proletariado”, decía, “no vemos otras
fuerzas sociales” sobre las cuales apoyarse en la revolución.
Plejanov consideraba a la burguesía como una fuerza capaz de aportar
su apoyo a la revolución. Esos errores constituyeron la raíz de sus
ideas mencheviques posteriores, el punto de partida de su negación de
la hegemonía del proletariado en la revolución democrático-burguesa en
Rusia. Cuando se elaboró el proyecto de programa en la redacción de
la Iskra (primer periódico marxista para toda Rusia), Plejanov intentó
substituir la consigna de dictadura del proletariado propuesta por
Lenin, por la consigna vaga de “dictadura de los trabajadores y de los
explotados”. Después del II Congreso del P.O.S.D.R., Plejanov se
pronunció por la conciliación con los oportunistas, para luego
deslizarse él mismo hacia el oportunismo y aliarse a los mencheviques.
En 1905, se mantuvo en posiciones liberales en la cuestión de la
revolución, y luchó contra la táctica leninista de los bolcheviques.
Durante la reacción, formó bloque con los bolcheviques contra el
“bloque de Agosto” antipartido que había reunido a todos los grupos
antibolcheviques. Posteriormente, Plejanov pasó definitivamente al
campo del oportunismo. Durante la guerra imperialista mundial
(1914-1918), asumió la defensa de la táctica de guerra hasta el fin
sostenida por los mencheviques. Se mostró hostil a la Gran Revolución
de Octubre.

A pesar de la popularidad de que gozó Plejanov en el pasado, los
obreros se apartaron de él una vez convencidos de que había abandonado
la línea proletaria. La evolución política de Plejanov está reflejada
en sus obras teóricas. Sus mejores escritos marxistas se
circunscriben al período de 1883 a 1903, antes de inclinarse al
menchevismo. “Inmensos son sus méritos en el pasado. En 20 años, de
1883 a 1903, Plejanov escribió numerosas obras excelentes, en
particular contra los oportunistas, los ‘machistas’, y los populistas”
(Lenin, Obras, Ed. rusa). El gran mérito de Plejanov consiste en
haber luchado en favor del materialismo en filosofía, contra el
idealismo, contra las numerosas tentativas de unir el marxismo con el
kantismo. Criticó severamente el revisionismo de Bernstein (ver). En
las obras de Plejanov se puede hallar un análisis serio de cuestiones
relativas a la concepción materialista de la historia, como por
ejemplo, la del papel del individuo en la historia. Pero Lenin señaló
insuficiencias y gruesos errores en las obras filosóficas de Plejanov.
Por ejemplo, Plejanov sostuvo la teoría de los jeroglíficos (ver) que
se opone a la teoría marxista del conocimiento; separaba la dialéctica
de la teoría del conocimiento, pues no veía su unidad y no comprendía
que la dialéctica es la teoría del conocimiento del marxismo; no hacía
una distinción bastante neta entre la concepción materialista de la
experiencia y la concepción idealista, y dejaba la puerta abierta al
idealismo; reducía las leyes de la dialéctica a una suma de ejemplos;
sobrestimaba el papel del medio geográfico en el medio histórico y
social; representaba a menudo a los grandes pensadores rusos del siglo
XIX, los demócratas revolucionarios, como simples imitadores de los
filósofos de Europa occidental. Su crítica de los “machistas” era
abstracta. No veía la relación que había entre el “machismo” y la
crisis de las ciencias de la naturaleza. La causa teórica de los
errores de Plejanov reside en el menosprecio de lo cualitativamente
nuevo introducido en la filosofía, por los fundadores del marxismo.
Las causas sociales de sus errores residen en la influencia que
ejercieron sobre él, el liberalismo burgués y el oportunismo de Europa
Occidental. Plejanov no se mantenía en las posiciones del marxismo
creador, sino que enfocaba la teoría marxista de manera dogmática, sin
ver que el centro del movimiento revolucionario se había trasladado a
Rusia, sin tener en cuenta las particularidades que distinguían el
desarrollo de este país en las condiciones históricas concretas y
nuevas de la época del imperialismo y de las revoluciones proletarias.

Plejanov fue un crítico literario de talento y contribuyó eficazmente
a denunciar las nociones idealistas, anticientíficas sobre el arte y
la literatura. Las ideas de Belinski y de Chernishevski ejercieron
una gran influencia sobre la formación de sus concepciones estéticas.
Dio forma acallada a diversas cuestiones de la estética marxista.
Luchó contra la concepción idealista del arte, contra la divisa del
“arte por el arte” de los decadentes, y en sus artículos de crítica
literaria se pronunció por un arte de ideas. He aquí sus obras más
importantes: El socialismo y la lucha política (1883), Nuestras
divergencias (1885), Ensayo sobre el desarrollo de la concepción
monista de la historia (1895), Ensayos sobre la historia del
materialismo (1896), De la concepción materialista de la historia
(1897), El papel del individuo en la historia (1898).

Diccionario filosófico · 1965:364-365

Gueorgui Valentínovich Plejánov (1856-1918)

Revolucionario y pensador ruso; fundador del movimiento
socialdemócrata en Rusia, eminente teórico del marxismo y publicista.
Su concepción del mundo y su actuación política, experimentaron una
compleja evolución; en un principio. Plejánov fue un líder de la
organización populista “Tierra y Libertad” (más tarde, “Reparto
negro”); luego en la emigración (desde 1880), estudió los trabajos de
Marx y Engels, estableció contacto con el movimiento socialdemócrata
de la Europa occidental, rompió con el populismo y se convirtió en un
convencido partidario del marxismo, en un apasionado propagandista de
las ideas marxistas en Rusia. El grupo “Emancipación del trabajo”
(1883), fundado por él en Suiza, desempeñó un gran papel en la
difusión y victoria del marxismo en el movimiento ruso de liberación.
Plejánov mismo contribuyó en gran medida al desarrollo de la teoría
marxista luchando contra la ideología del populismo, del “marxismo
legal”, del revisionismo y de la filosofía burguesa. Sin embargo,
después de 1903 no supo comprender la peculiaridad de la nueva época,
se apartó del marxismo revolucionario, adoptó una posición
conciliadora respecto a los oportunistas y luego se hizo menchevique.
Durante la primera guerra mundial, estuvo en el campo de los
social-chovinistas. Adoptó una posición negativa frente a la Gran
Revolución Socialista de Octubre. No obstante, aun participando en la
lucha fraccional contra los bolcheviques, Plejánov hasta el final de
su vida se mantuvo personalmente fiel al marxismo, a la causa de la
clase obrera. Por este motivo, al señalar que la táctica menchevique
de Plejánov constituía “el colmo de la vulgaridad y de la bajeza”,
Lenin subrayaba al mismo tiempo que “en filosofía defiende la causa
justa”. Engels y Lenin reiteradamente estimaron muy valiosos los
trabajos filosóficos y sociológicos de Plejánov. En las obras de
Plejánov Ensayo sobre el desarrollo de la concepción monista de la
historia (1895), “Ensayos sobre la historia del materialismo” (1896),
“El papel del individuo en la historia” (1898) y en muchas otras, se
hace una brillantísima exposición de la teoría marxista. Plejánov
estimaba el marxismo como una nueva etapa en la filosofía, mostraba la
diferencia cualitativa del marxismo respecto a todas las teorías
filosóficas y sociológicas precedentes. Desarrolló la concepción
materialista de la historia poniendo de relieve la complejidad de las
relaciones entre el ser social y la conciencia social; subrayó el
papel de la psicología social en la lucha de las ideas, que es
expresión de la lucha de las clases opuestas de una sociedad dada; es
uno de los fundadores de la estética y de la crítica artística
marxistas; desarrolló la teoría marxista acerca del origen del arte,
sobre el arte como forma especial del reflejo de la vida colectiva,
respecto al realismo como esencia del arte; Plejánov inició la
historia marxista del pensamiento social ruso, pese a que en sus
juicios acerca de la filosofía rusa existen tesis inaceptables. Puso
de relieve la importancia histórica de los demócratas revolucionarios
rusos como antecesores del marxismo en Rusia. Pertenecen a Plejánov
varias conclusiones valiosas acerca del origen y desarrollo de la
religión, sobre el papel de la religión en la vida de la sociedad,
respecto al lugar de aquélla entre las demás formas de la conciencia
social, sobre la actitud del partido marxista frente a la religión.
En las cuestiones filosóficas, incurrió Plejánov en varios errores;
subestimó el papel del factor subjetivo en el desarrollo histórico,
hizo concesiones a la teoría de los jeroglíficos, estableció
formulaciones imprecisas en el sentido del “materialismo geográfico”,
en el de “reducir el marxismo al spinozismo”, &c. Pero en el sistema
global de las concepciones filosóficas de Plejánov, que luchó toda su
vida por el materialismo dialéctico e histórico, sus errores aparecen
como un cuerpo extraño. La riqueza y la fuerza convincente de los
trabajos filosóficos de Plejánov, el carácter popular y atractivo de
su exposición, los hacen todavía hoy muy valiosos para el estudio de
la filosofía marxista.

Diccionario de filosofía · 1984:337-338

Gueorgui Valentínovich Plejanov (1856-1918)

Revolucionario y pensador ruso, fundador del movimiento
socialdemócrata en Rusia, eminente teórico del marxismo y publicista.
La concepción del mundo y la actividad política de Plejanov
experimentaron una evolución compleja; Plejanov era líder de la
organización populista “Tierra y Libertad”, la que pasó a denominarse
más tarde “Reparto Negro”; estando en la emigración desde 1880,
estudia las obras de Marx y Engels, establece contactos con el
movimiento socialdemócrata en Europa Occidental, rompe con el
populismo y se convierte en partidario convencido del marxismo y
propagandista entusiasta de sus ideas en Rusia. El grupo
“Emancipación del Trabajo”, fundado por Plejanov en Suiza (1883), jugó
un gran rol en la difusión y el triunfo del marxismo en el movimiento
liberador ruso. Plejanov mismo hizo un considerable aporte al
desarrollo de la teoría marxista, luchando contra la ideología del
populismo, del “marxismo legal” y el revisionismo y contra la
filosofía burguesa. Después de 1903, Plejanov se hizo menchevique,
aunque su punto de vista sobre algunas cuestiones era justo. Durante
la primera guerra mundial, Plejanov estuvo en el campo de los
social-chovinistas. Su actitud hacia la Gran Revolución Socialista de
Octubre fue negativa. No obstante, Plejanov mantuvo hasta el fin de
su vida la fidelidad personal al marxismo, a la causa de la clase
obrera. Engels y Lenin emitieron más de una vez altas apreciaciones
de las obras sociológico-filosóficas de Plejanov. En sus escritos
Ensayos sobre el desarrollo de la concepción monista de la historia
(1895), Ensayos sobre la historia del materialismo (1896), Ensayos
sobre el papel de la personalidad en la historia (1898) y otros muchos
se ofrece una brillante exposición de la teoría marxista. Plejanov
valoró el marxismo como una nueva etapa en la filosofía y mostró la
diferencia cualitativa entre el marxismo y todas las doctrinas
filosóficas y sociológicas anteriores. Desarrolló la concepción
materialista de la historia mostrando la complejidad de las relaciones
entre el ser social y la conciencia social, y subrayó el papel que le
corresponde a la psicología social en la batalla de las ideas, que
constituye una expresión de la lucha de las clases opuestas en una
sociedad dada. Plejanov es uno de los fundadores de la estética y la
crítica artística marxistas; desarrolló la doctrina marxista del
origen del arte, considerándolo una forma específica de reflejo de la
vida social, y el realismo, como modo de asimilación artística de la
realidad, que se corresponde en mayor grado con la naturaleza del arte
y, por ello, es fecundo. Plejanov puso el comienzo a la historia
marxista del pensamiento social ruso. Mostró el papel histórico de
los demócratas revolucionarios rusos como precursores del marxismo en
Rusia. Le pertenecen varias conclusiones valiosas sobre el origen y
el desarrollo de la religión, su papel en la vida de la sociedad y su
lugar entre otras formas de conciencia social, así como la actitud del
partido marxista hacia la religión. En la exposición de las
cuestiones filosóficas por Plejanov había ciertos defectos
(subestimación del papel del factor subjetivo en el desarrollo
histórico) e imprecisiones: concesión a la teoría de los jeroglíficos,
&c. Pero en el sistema general de las ideas filosóficas de Plejanov,
quien luchó toda su vida por el materialismo dialéctico e histórico,
los errores aislados aparecen como elementos extraños. La riqueza y
el carácter convincente de sus obras filosóficas, la exposición
sencilla e interesante, hacen que ellas son hasta la fecha valiosos
manuales para el estudio de la filosofía marxista.

Comparte este artículo